Mon Amour ♥ Family Photography by Mònica Vidal · info@monamourfamilies.com · Fotografía natural de familias en Barcelona

Sesión de bebé a domicilio ♥ Bienvenida a casa, L!

 

Sí, las bodas son mi debilidad... Pero a veces mi cámara y yo nos metemos en casas ajenas para capturar momentos tan bonitos como estos que os traigo hoy. Y es que cuando M contó que estaba embarazada, alguien tuvo una súper idea: ¡regalarle una sesión de fotos! Y así fue como conocí a esta preciosa familia :)

 

Últimamente parece que todas las sesiones de bebé tengan que ser de recién nacidos y en un estudio, con poses, gorritos y diademas. Aunque tengo colegas de profesión que hacen maravillas en la fotografía de bebés, sabéis que ese no es mucho mi rollo. Que a mí me va más lo natural, lo casero, lo improvisado. Y es por todo esto que mis sesiones infantiles favoritas son aquellas que son en la tranquilidad del hogar. Las sesiones de fotos a domicilio son, en mi opinión, lo mejor del mundo. Aunque a veces pueden ser complicadas (no todas las casas tienen, por ejemplo, un gran ventanal que ilumine cada habitación o espacio suficiente para hacer según qué fotos) son también mágicas: el bebé y los padres están en casa, con la comodidad y la confianza que eso les pueda dar. Y además siempre termino aprovechando la decoración o cualquier cosa que encuentre por ahí para hacer composiciones bonitas y que, a la vez, ayude a los papis a recordar como era todo en esos primeros meses de ser tres (¡o cuatro, o cinco!) en casa :)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando los papis de L la pusieron en el sofá y vieron que iba a hacerle una foto me dijeron que ellos habían intentado millones de veces hacerle una foto ahí pero que nunca habían conseguido nada chulo. Por eso cuando vieron en la pantalla de mi cámara lo que acababa de hacer, alucinaron... La magia del fotógrafo :p Por cierto, mirad esos mofletes... ¿son o no son para comérselos a mordisquitos? 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando L tiene sueño lo deja claro, muy claro: no para de rascarse los ojos y la cara con sus manitas. Es un gesto muy suyo y que, por supuesto, tenía que quedar guardado para siempre en alguna foto! Además, tanto a mí como a su mami se nos caía la baba mirándola, ¡no se puede ser más mona!

 

 

 

Y son precisamente estos momentos tiernos, de tranquilidad, de silencio... los que más me gustan de las sesiones de bebé. Me pasa lo mismo con las sesiones de embarazo: salgo de ellas relajada, con una sonrisa en la cara y con mil ganas de ver en mi ordenador si he sido capaz de capturar esas sensaciones que he sentido con los protagonistas de la sesión :)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después vino a visitarnos Fred, el yorkshire de la familia para que L tuviera alguna foto con su compañero de juegos. Porque aunque L ahora todavía es muy chiquitina para jugar con Fred, seguro que serán inseparables de aquí a unos meses! Además, ya sabéis que si hay animales, tienen que salir en las fotos... ¡es inevitable! :p

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

¿Te ha gustado? Quizás también te guste ver...