Mon Amour ♥ Family Photography by Mònica Vidal · info@monamourfamilies.com · Fotografía natural de familias en Barcelona

Con permiso (y mucho amor) de todos mis novios y todas mis familias de este año, hoy os traigo la que ha sido para mí la sesión de fotos más especial de 2019. Empiezo por el principio: P&E fueron uno de mis primeros novios bajo el nombre de Mon Amour (si queréis ver su preciosa y divertidísima boda al aire libre, aquí la tenéis) y no sólo eso. Nunca había hablado tanto con una de mis novias en los meses previos a su boda, llegó su día y fue increíble pero lo mejor de todo: después de casarse, después de entregarles las fotos, seguimos hablando. Mucho. Y poco a poco fue dejando de ser "una novia monamour" para pasar a ser, simplemente, una amiga. 

Y llegado esto, empezó una época durilla para ellos. Cuando quieres tener niños y pasan los meses y no llegan. Cuando por fin la ilusión te invade para dejar paso a dos estrellitas en el cielo. Momentos de querer abrazarlos muy fuerte y también de querer dejarles su espacio para poder sanar y seguir adelante. Hasta que lo consiguieron y Baby Pi...

Mis días fotográficos bailan entre eventos de empresa, novios enamorados y familias en momentos especiales de sus vidas. Muchas veces me dejan compartir las fotos que les hago pero no siempre es así. Por eso, cada vez que alguien me deja enseñaros las fotos que les he hecho, soy muy feliz. No sólo por poder publicar unas fotos que me encantan, también porque es la excusa para expresar cómo me gusta mi trabajo y mis parejas y familias ❤️

Además, me gusta  enseñaros estas fotos con un orden cronológico (más o menos 😂), con lo que cuando me toca preparar la entrada al blog y las publicaciones de instagram, han pasado unas semanas o unos meses desde que hice esas fotos y todo este proceso se convierte en un remember de aquellos días, de aquellos momentos 😍

Las fotos que os traigo hoy son de la preciosa familia de V&J. ¿Os acordáis de la sesión de embarazo que hicimos en la playa? Pues un tiempo después, la peque que esperaban llegó al mundo y mi cámara y yo fuimos a conocerla a casa....

Entre tanta boda y tanta parejita enamorada, poder fotografiar barrigotas es un chute extra de energía. Es lo que me pasó cuando tuve delante de la cámara la bonita familia de g&m con sus dos hijos perrunos, que, por supuesto, también vinieron a la sesión! Ellos me llevaron a descubrir un rinconcito que no tenía controlado y que me enamoró! Así que ahí, entre riachuelos y verdes caminos, pasamos la tarde ❤️

Hacerse fotos es algo bonito. Para guardar recuerdos para siempre, cierto. Pero también para pasar una tarde especial, de reconectar con la pareja o con la familia. De disfrutar momentos mágicos de la vida y, en el caso de las sesiones embarazo, de prepararse para lo que vendrá 😍 

A medida que recorríamos el caminito marcado, íbamos descubriendo rinconcitos. Cuando vi este puente encima del riachuelo, vi clarísimo que tenía que buscar incluir en la composición de las fotos toda esa vegetación como si les enmarcara y, la verdad, sólo había una manera de  hacerlo: mojarse los pies...

Ais, qué abandonadita tengo esta página web! Y no es porque no pasen familias y peques por delante de mi cámara! Es que la temporada de bodas me tiene completamente absorbida! Pero he encontrado un huequecito hoy para venir a enseñaros esta super sesión que hicimos cuando empezaba el buen tiempo y, por lo tanto, la temporada de sesiones en la playa llegaba a su fin. La pequeña D, sus papis y una servidora nos fuimos a jugar a merendar frente al mar, a hacer castillos de arena y a saltar las olas. Aunque hubo quien se mojó un pooooco demasiado 😂Eso sí, nada que no se solucione con un cambio de ropa 😇

Y ¿cuál era la excusa de tal desmadre familiar? La llegada de la peque de la familia que, aunque todavía está en la barrigota de mamá, ya se la quiere un montón! Hay que celebrar los momentos importantes de la vida y guardarlos para siempre en forma de una divertida tarde en la playa capturada para siempre ❤️

Hace un tiempo os expliqué que, con mis primas, tenemos una particular tradición veraniega. A ellas les encanta que les hagan fotos y yo, para qué mentir, no puedo dejar la cámara ni cuando estoy de vacaciones 😂 Así que cada verano, cuando la familia entera nos encontramos en una casa rural para pasar unos días de desconexión, les organizo una mini-sesión de fotos. Hace dos veranos jugamos con las luciérnagas y para el verano de 2018 quería probar algo diferente, algo que nunca antes había hecho: jugar con los polvos holi! 

Ellas que, como yo, se apuntan a un bombardeo, en seguida se animaron. Y así fue como nos fuimos a esa carretera rural (por la que no pasó ni un solo coche en todo ese rato. ¡Benditos pueblos!) un atardecer de verano y nos pusimos perdidas (sí, una servidora también 😅) a cambio de hacer unas fotos que, si os soy sincera, me en-can-tan. Y me gustó tanto la experiencia que estoy organizando algo muy especial en mi instagram... ¡No os lo perdáis! 😱

Sabéis que me encanta el verde, los atardeceres de verano, las barrigotas y los niños. Si mezclamos todo esto en una sesión de fotos sale algo tan chulo como las fotos que hoy os traigo ❤️ S & S estaban esperando (sí, esperando porque en lo que he tardado en enseñaros su sesión, Alma ya ha nacido jiji 😁) a su segunda peque! Así que llegaron a mí con muchas ganas de pasar una tarde diferente en familia 😊

Ya sabéis que no soy nada de posados, ni siquiera en mis fotos de boda, que siempre busco que sean muy naturales, y es cierto que cuando hay niños correteando por ahí, es más difícil pero infinitamente más divertido hacer fotos 😁 Total, que nos fuimos los cinco (contando a Alma en la barrigota de mami, claro!) a dar un paseíto por uno de mis bosques favoritos. A dejarse iluminar de los rayos de sol que se cuelan entre las hojas durante las laaaargas tardes de verano y, sobre todo, a reír. A pasarlo en grande. Porque para esto están los momentos bonitos de la vida: para disfrutarl...

Creo que no hay mensaje que me haga más ilusión en el mundo entero que el de de una antigua novia a la que vi casarse contándome que está embarazada y le gustaría que le hiciera fotos con la barrigota ❤️ Esto, exactamente, fue lo que me ocurrió hace un par de meses! A, mi novia de la falda rosa y las gafas de sol a conjunto, estaba esperando una peque 😍 Y la casualidad había hecho que, a la vez, su hermanastra, E, también estuviera embarazada! 

Total, que ellas querían fotos para inmortalizar sus barrigotas pero a sus respectivos maridos no les hacía especial gracia la sesión de fotos premamá. ¿Solución? Sesión de hermanas en el bosque al atardecer! Y todo el mundo contento, sobre todo yo, con dos barrigotas delante de la cámara! 😁❤️ No es la primera sesión de embarazo doble que hago, el año pasado, justamente otra de mis antiguas novias, también vino con su cuñada a lucir barrigotas! La verdad es que me parece algo precioso: estar embarazada es un momento mágico. Compartir...

Mi trabajo tiene muchas cosas muy guays pero, sin duda, una de las que más disfruto es la gente molona que se cruza en mi día a día! Y así, precisamente, fue como conocí a Mireia, de bodas Bedalia: coincidimos en una boda hace un par de años y, desde entonces, con nuestras bodas de fondo, nos hemos ido encontrando ❤️ A principios de este año (sí, voy con mucho retraso enseñando fotos 😂) nos volvimos a ver pero, esta vez, no había novios felices, ni flores, ni arroz... había cuatro terremotos (sus dos niños y sus dos sobrinos) que necesitaban unas fotos chulas para podérselas regalar a los abuelos! 

Así que nos fuimos a pasear por Can Mercader, ellos cuatro, mi cámara y yo con la misión de perseguirlos hasta conseguir LA foto 😁 Y es que la fotografía de niños tiene una característica muy importante: te convierte un poco en niño. Hay que correr, tirarse por el suelo, jugar y saltar para conseguir capturarlos en toda su esencia. Si hay que pasar por un puente de cuerda o tirars...

Hace poco os enseñé las fotos de la sesión premamá que le hicimos a los papis de Martí mientras éste estaba todavía en la barrigota de su mami. Y en esa misma entrada os expliqué que precisamente ellos me iban a dejar entrar com mi cámara en un lugar tan íntimo como es la habitación de un hospital, apenas dos días después de haber tenido su primer hijo. No os podéis imaginar lo agradecida que me sentí de poder hacer estas fotos tan irrepetibles porque estoy acostumbrada a fotografiar recién nacidos en sus casas, cuando papa y mamá ya se han habituado (más o menos jajaj) a su nuevo día a día. Y, en realidad, estoy empezando a estar acostumbrada también a fotografiar bebés en el hospital porque desde hace unos meses soy fotógrafa voluntaria para Dits Petits, pero hacerle fotos a una familia por su segunda vez y que me presenten a su niño es taaaan especial! ❤️ 

Así que en cuanto M me dijo que Martí ya estaba con ellos, empezamos a buscar un huequito entre mi agenda y su agenda de vis...

M&A me escribieron porque habían visto las fotos chulas que habíamos hecho los peques de G&F y se animaron a hacer un pequeño reportaje para guardar para siempre la enorme barrigota en la que estaba su niño. Lo que no sabíamos es que apenas 4 o 5 después de hacer estas fotos, el pequeño M ya estaría entre sus brazos (y delante de mi cámara jiji), y es que este par de guapos me han dejado hacer algo que hacía mucho tiempo que quería hacer: hacer una sesión de bienvenida a un bebé en el hospital! ❤️

Pero ese es otro tema y os lo enseñaré en unos días jiji Hoy os quiero enseñar las fotos que hicimos una mañana de primavera mientras todavía eran dos 🤰🏻 Nos fuimos a pasear por el parque aprovechando que las temperaturas (por fin!) empezaban a dejar hacer sesiones al aire libre y sin chaqueta ni abrigo! La verdad es que no recordaba haber esperado con tantas ganas la primavera y el verano con tantas ganas como este año. Qué largo se me ha hecho el invierno!  

Por cierto, no p...

Please reload